Pepsi ha elegido a Justin Timberlake como rostro para protagonizar el anuncio más caro de la historia, y que podrá verse el próximo 3 de febrero en la Super Bowl, el evento deportivo más importante de Estados Unidos.