Estaban dos esposos durmiendo en su casa, cuando de repente la señora escucha un ruido, y dice:
Juan despierta, creo que quieren entrar a robar. ¡Asómate a la ventana para que crean que tenemos PERRO!


La mamá llama a Pepito y le dice:
Le dijiste a tu hermana que era fea, y está llorando. Anda y decíle que lo sentís.
Entonces, va Pepito y le dice a la hermana:
Hermanita, siento que seas tan fea.



Un hombre entra desesperado a una farmacia y pregunta al farmacéutico:
¿Tendrá usted algo para la diarrea?
El farmacéutico era nuevo en el negocio y rápidamente le ofreció el primer medicamento que encontró. El señor le pagó y salió muy apurado de la farmacia.
Más tarde el farmacéutico se da cuenta que por error y descuido él dio al señor un médica mente para los nervios. Horas después el hombre regresa a la farmacia. Entonces, el tendero le dice:
Discúlpeme señor, pero parece que le di un medicamento incorrecto, dígame, ¿se siente usted bien?
Claro, contesta el señor, estoy tranquilo, cagado, pero tranquilo