LLega por la mañana el cura a su parroquia, y se ve a un grupo de monjas esperando para confesarse. Entra al confesionario, y le pregunta a la primera:

- ¿Qué has hecho, hermana?

- Pues mire... que ayer el Padre Benito vino a visitarnos al convento... y, entre una cosa y la otra... bueno, acabé tocándole su cosa con el dedo....

- Ay... bueno, méte el dedo en el agua bendita y reza dos padrenuestros.

Pasa la siguiente:

- Ay, Padre, que ayer se la cogí al Padre Benito.

- Mira, vas a meter la mano en el agua bendita y vas a rezar 2 padrenuestros y 2 avemarías.

En eso que una al fondo de la cola comienza a gritar:

- ¡¡Padre!! ¡¡Padre!! ¿Me deja pasar a mí primera?

- Pero... ¿por qué no esperas tu turno, como todas? -responde el cura.

- ¡Mire, es que si voy a tener que hacer gárgaras con el agua bendita, prefiero hacerlo antes de que ésta meta el culo!
lol!