Google Chrome es la nueva apuesta del buscador más usado del mundo para ganar terreno a Microsoft, de momento, sólo para XP y Vista pero con anuncio de llegada en las próximas semanas para Linux y Apple. Una vez el código sea estable, pensarán si incorporan extensiones. Para no aburrir con lo ya dicho, nos centraremos sólo en las funcionalidades más destacadas y en el por qué de este movimiento. En cuanto a lo primero, está la rapidez de su JavaScript, unión barra de navegación y buscador, y la más llamativa, que es el evitar los cuelgues completos del navegador y cerrar sólo la pestaña afectada. Esto lo consiguen con V8, una mejora del propio JavaScript escrita en C++ que es el núcleo de Chrome.


La pregunta más importante es por qué sacar un navegador:

- Google quiere concentrar todas sus aplicaciones (Calendar, Gears, Gmail, etc.) a través de un único filtro que sea suyo. Firefox, con tantos años de desarrollo, prefirieron apoyarlo (hasta 2011 de momento) y hacer el suyo desde cero.
- Chrome da la posibilidad de un modo offline, con lo que es posible usar Docs tranquilamente sin conexión a Internet. Escribir documentos sin distinguir si estamos en nuestro escritorio o en la web.
- Lentitud de algunas de sus aplicaciones en otros navegadores.
- Alguna aplicación social para hacer frente a Facebook estará al caer.