Una señora llega toda angustiada con su amiga y le dice que el gato que compró la tiene aburrida, y la amiga le sugiere deshacerse de él dejándolo en el basurero municipal. Al día siguiente llega triste de nuevo, y la amiga le pregunta que había pasado con el gato y ésta le contesta: 'El maldito gato volvió a la casa y no se perdió.' 'Esta vez, vas al basurero, más adelante vas a encontrar un lago, dale 2 vueltas y déjalo en el árbol que está junto al lago, y verás que el gato no vuelve más a tu casa.' Al día siguiente llega otra vez triste y le dice: 'El maldito gato volvió a la casa.' 'Bueno, esta vez te vas al basurero, llegas y le das dos vueltas al lago, llegas al árbol, pasas por el puente, te metes por un túnel que allí hay; al salir, bajas las escaleras que te llevan al zoológico, das 30 pasos, sales por la puerta de emergencia, lo dejas en el pozo y verás que el gato no vuelve más a la casa.' Al otro día llega la amiga, y la otra le pregunta: '¿Qué pasó?' 'Si no es por el maldito gato... me pierdo'.