El árbitro Wolmer Edqvist salvó la vida a Niklas Lihagen, jugador del equipo sueco de hockey hielo Orebro HK, quien sufrió un ataque al corazón en pleno partido. Edqvist, antiguo conductor de ambulancia, le practicó los primeros auxilios hasta que los médicos entraron en la pista y prosiguieron con los trabajos de reanimación.