El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (DUP) en España, Sánchez Fornet ha afirmado que el Cuerpo Nacional de Policía sufre un retraso de 25 años en suministro de material en comparación con otras fuerzas de seguridad.

Según Sánchez Fornet, los agentes están desprovistos de chalecos antibalas, carecen de guantes anticortes e incluso realizan llamadas telefónicas desde sus propios móviles.

Por su parte, el secretario general del SUP en Granada, Diego de la Torre, ha afirmado que los policías nacionales del Grupo de Unidad de Prevención y Respuesta (UPR) de la capital granadina se ven obligados a comprarse sus propias botas UPR, de unos 70 euros.

Además, los agentes deben coserse los uniformes rotos debido a que el Gobierno ya ha recogido los antiguos y aún no ha entregado las nuevas equipaciones, que "se esperaban para enero".

El sindicato, que la semana que viene inicia las negociaciones con el Gobierno sobre el proyecto de Ley de Personal de la Policía, espera que esta situación mejore con la aprobación de medidas como la que permite a los agentes estar en activo hasta los 65 años.

El sindicato ha afirmado que apoyará esta medida propuesta por el Gobierno, "siempre que sea voluntaria", y se invierta el ahorro económico en los funcionarios.

Los secretarios generales han afirmado que apoyarán otras medidas como la posibilidad de que los agentes se puedan afiliar a sindicatos de clase, mientras que negociarán otras propuestas como la prohibición de huelga, de manera que se incluyan mecanismos de mediación y arbitraje.