Afirma de nuevo que su lugar está en MotoGP

Valentino Rossi, el nueve veces campeón del mundo de motociclismo que acaba contrato con Yamaha a finales de este año, ha vuelto a los titulares de la categoría reina del automovilismo, después de dos días de entrenamientos con el Ferrari de 2008.

El martes en el Circuit de Catalunya, con su padre y Felipe Massa en el box, Rossi marcó unos registros muy bajos, incluso hizo tiempos más rápidos que en el pasado Gran Premio de España. Y eso que calzaba neumáticos de GP2.

Después de finalizar los dos días de test, el de Tavullia comentó al diario El Periódico, "Cuando pueda venir a la F1, seré demasiado mayor. Actualmente hay pilotos increíbles. Yo estoy bien en mi mundo, las motos".

Rossi argumentó que corre con el Ferrari por diversión, porque es algo que le gusta, y no porque quiera cambiar de competición. "Estoy muy agradecido a todos los que me han dado esta oportunidad", continuó el italiano.

Después de las noticias y rumores sobre si Ferrari participaría con un tercer coche conducido por Valentino Rossi, el italiano comentó al diario español AS que la proposición, "es divertida, pero no es posible".

"Mañana volveré a ser un piloto de MotoGP", finalizó. De esta manera, el piloto de Yamaha acalla los rumores sobre su posible retirada de las motos para dar el salto a las cuatro ruedas dentro de un circuito.
Redacción - Infomotor Network, SL - Cristina Díaz