Tres presuntos terroristas fueron arrestados por fuerzas del Ejército en el norte de Mauritania dentro de la investigación sobre el secuestro de tres cooperantes españoles en este país, informaron fuentes de seguridad. A este arresto hay que sumar el de otro hombre, guarda de seguridad, en los últimos días.

La detención de los tres sospechosos se produjo el pasado domingo en la región septentrional de Bir Mogrein, a unos 1.200 kilómetros de Nuakchot, señaló la fuente, que pidió el anonimato. Las fuerzas del Ejército mauritano se incautaron de un teléfono por satélite que llevaba uno de los miembros del grupo y que estaba siendo rastreado por la policía de este país.

La fuente agregó que los investigadores barajan la hipótesis de que entre los arrestados se encuentre algún ex combatiente del Frente PolisarioLa fuente agregó que los investigadores barajan la hipótesis de que entre los arrestados se encuentre algún ex combatiente del Frente Polisario. La detención de estos tres presuntos terroristas, que han sido trasladados a Nuakchot para ser interrogados, se une a la de Bu Uld Uimir, guarda jurado de la empresa de telecomunicaciones Mauritel, quien presuntamente había sido cómplice en el secuestro de los cooperantes.

Los tres españoles fueron secuestrados por la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) el 29 de diciembre cuando se dirigían, dentro de la caravana de la ONG Barcelona Acció Solidaria, hacia Nuakchot por la misma carretera en la que fue detenido Ueimar.

Incertidumbres tras dos meses

El secuestro de los cooperantes catalanes cumple este viernes el segundo mes con la incertidumbre sobre su paradero y las exigencias de los raptores para su liberación. El Gobierno se ha limitado a decir que los cooperantes están bien de salud

El Gobierno se ha limitado a decir que los cooperantes están bien de salud, sin dar más detalles sobre el estado de Vilalta, al que se le tuvo que escayolar la pierna izquierda al sufrir una herida de bala durante el rapto.

La única información facilitada por AQMI fue un comunicado difundido el pasado 8 de diciembre por la cadena Al Yazira en el que reivindicaba el secuestro. Desde entonces, la rama magrebí del grupo terrorista que lidera Bin Laden no ha dado pistas sobre el lugar donde se encuentran los cooperantes, que se sospecha que están en el norte de Mali.