Rosberg, incómodo, detrás de Michael

La soleada ciudad de Valencia ha estado muy ajetreada. Entre las marcas que han realizado las primeras vueltas con los nuevos coches ha estado MercedesGP bajo las manos de sus pilotos oficiales, que ya han señalado los primeros ajustes en los que trabajar.

Primero, posar: eran las 8.50h y el equipo salía a pista para una sesión de fotos en el box.. Ha sido el primero de los tres días en los que MercedesGP probará su nuevo W01 MGP en la ciudad española. El principal objetivo ha sido el de aclimatar a los pilotos lo mejor posible en sus asientos, y recoger sus primeras impresiones en pista.

Tanto Ross Brawn como Michael Schumacher han resaltado la fiabilidad con la que el coche se ha comportado durante toda la jornada del lunes. "Era nuestra prioridad: garantizar el buen funcionamiento del coche y que los pilotos se aclimatasen a él", comenta Brawn tras terminar la jornada.

"El trabajo de hoy ha proporcionado una buena base para los próximos días. Me gustaría dar las gracias a los trabajadores de las fábricas de Brackley y Brixworth por sus trabajo duro en la preparación del coche para probar esta semana" También ha mencionado la vuelta del piloto alemán a las carreras: "ha sido un día muy especial por trabajar con Michael de nuevo".

Nico fue el encargado de sentarse el primero en el MercedesGP para comprobar la configuración inicial y comprobar que se sintiera 'cómodo' en la nueva montura. Salió del box a las 10.34 y realizó 39 vueltas hasta las 13.40h. Marcó el cuarto mejor tiempo de la sesión.

En cuanto a sus sensaciones, Rosberg señaló que estaba sentado "demasiado bajo y no podía ver la pista muy bien, lo cual vamos a mejorar mañana. Es demasiado pronto para tener una impresión inicial sobre la competitividad, pero fue muy especial conducir la nueva 'flecha de plata'. Estoy deseando que llegue mañana, pues tengo el día completo de pruebas para seguir avanzando".

Las impresiones de Schumacher son mucho más positivas y se deja llevar por la emoción: "ha sido un estreno perfecto", sentencia. "Me sentí totalmente cómodo y tenía la sensación de de que todo funcionaba de forma muy natural".

Poniéndose nostálgico, comentó que se ha sentido "igual que en el principio de mi carrera, en 1991 cuando en la primera vuelta pensé '¡wow, qué rápido!' Me siento joven de nuevo y disfruté mucho".

El alemán comenzó sus vueltas a las 15.30h, completando 40 vueltas, con un mejor tiempo de 01'12"947. Tras su trabajo en pista, ha detallado que en esta jornada se han realizado una serie de verificaciones de control.