El Regal FC Barcelona presentará un recurso de impugnación del partido contra el Partizan, en el que los blaugrana perdieron la imbatibilidad en Europa (67-66), por considerar "ilegal" la última jugada del encuentro en la que, fuera de tiempo, un jugador serbio barrió el balón del aro.

Tras una deliberación que se alargó un cuarto de hora, los árbitros decidieron darle la victoria al Partizan, considerando que el tiro de Mickeal, que hubiera dado la victoria al Barcelona, se iba fuera aunque Roberts no hubiera tocado el balón. Sin embargo, los servicios jurídicos del Barcelona preparan el recurso por considerar que la jugada no estuvo "bien arbitrada".

El club blaugrana tiene 48 horas para recurrir el acta arbitral e impugnar el partido, basándose principalmente en que el jugador del Partizán Lawrence Roberts tocó el balón fuera de tiempo. Según los azulgranas esta acción es ilegal para que ningún jugador puede tocar una pelota sobre el cilindro (circunferencia imaginaria que se prolonga por encima del aro) si el tiempo se ha acabado.

El Barcelona esgrime que, en este aspecto, el reglamento FIBA es muy claro según el artículo 31.2.6.: "Ningún jugador puede tocar el balón después de que el balón haya tocado el aro mientras tenga posibilidades de entrar en la canasta después de que (...) suene la señal de final de periodo mientras el balón está en el aire después de un lanzamiento para conseguir una canasta".