El equipo pide nombres para bautizar al VR-01

Timo Glock ha estrenado el VR.-01, el monoplaza de Virgin Racing para la temporada 2010 de Fórmula 1. Y lo ha hecho en el trazado inglés de Silverstone. Es el primero de los equipos debutantes de este año que presenta su monoplaza rodando sobre el asfalto.

Fue el jueves, cuando Timo completó unas “vueltas de exploración” y posó para una sesión fotográfica en la que descubrimos el coche rojo y negro montando neumáticos de lluvia.

El director técnico de la escudería, Nick Wirth, declaró que las pruebas de verdad empezarán el viernes: “El programa en verdad comenzará mañana [por hoy viernes], con un día completo de evaluación sobre la pista para Timo y Lucas di Grassi”. El coche parece realmente preparado: a principios de esta semana superó las pruebas de choque traseras impuestas por la Federación, que lo acreditan apto para competir en Fórmula 1: “Estamos encantados de haber superado la prueba de choque de la FIA”, asegura Wirth.

Lo que le falta al monoplaza es un nombre: VR-01 es el oficial hasta ahora, pero la escudería ha montado un concurso en su página web oficial en la que cualquier aficionado puede dejar su proposición para bautizar al monoplaza de 2010. “El nombre ganador lucirá durante toda la temporada en la carrocería”, aseguran las bases.

El equipo busca “nombres rápidos y fieros”; todo vale, dicen, “desde una canción de los Pistols hasta un lema sexi”. Timo Glock y Lucas di Grassi elegirán los nombres, y los autores ganarán réplicas de la indumentaria del equipo autografiadas. Richard Branson, dueño de la escudería, quizá recuerde aquél disco que editó a Mike Oldfield, Tubular Bells, que inició su imperio empresarial hace treinta y siete años.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, S.L.