Asegura que no existen milagros en la F1, sino muchos meses de trabajo

El mensaje desde Maranelo dos días después del entusiasmo mostrado en Cheste es claro: hay que ser realista y centrarse en el trabajo que queda por hacer. Nadie en la Scuderia Ferrari quiere engañarse con los tiempos marcados en los primeros entrenamientos de la pretemporada ya que el camino hacia un buen 2010 será largo y difícil. Los tiempos fueron buenos pero no deben llevar a conclusiones precipitadas.

"Sabemos muy bien que los tiempos de las pruebas tienen que manejarse con cuidado", advierte el jefe del equipo, Stefano Domenicali. "No podemos olvidar donde estábamos en términos de rendimiento en el último GP del año pasado. Todavía hay mucho trabajo por hacer para cerrar la brecha y todavía hay muchos problemas que tenemos que resolver".
Los tiempos de las pruebas tienen que manejarse con cuidado"

"Además, no sabemos las cargas de combustible de los otros coches, así que es imposible tener una idea clara de la relación de potencias en pista. Tal vez algunos jueguen al despiste y además, quedan escuderías por presentar sus coches", asegura el directivo italiano en el comunicado oficial de la Scuderia.
Estamos muy satisfechos es con la fiabilidad que ha mostrado el coche"

Normalmente, la primera sesión de pruebas se utiliza para recopilar tantos datos como sea posible para empezar a verificar el comportamiento del coche en la pista. Y todo el equipo trabajó en esa dirección, sin buscar el límite del F10. "Si hay una cosa con la que estamos muy satisfechos es con la fiabilidad que ha mostrado el coche. Los más de 1.400 kilómetros recorridos son un comienzo muy bueno y tenemos que asegurarnos de que el intenso trabajo y las simulaciones antes del debut darán sus frutos", añade Domenicali.

"En Valencia hemos empezado a conocer el comportamiento de los nuevos neumáticos Bridgestone junto a la carga de gasolina. Pero los datos siguen siendo absolutamente relativos", avisa.
No existen los milagros en la F1, si quieres ser rápido hay que trabajar durante meses"

En cuanto al trabajo realizado por los dos pilotos de la Scuderia, Domenicali ha destacado las ganas y la motivación de ambos por hacer las cosas bien. "Están muy motivados y con ganas de trabajar juntos. Pero ambos tienen que seguir trabajando".

Por eso el directivo de la Scuderia del Cavallino Rampante llama a la calma. "No existen los milagros en la F1, si quieres ser rápido hay que trabajar durante meses. Y luego te encontrarás con tus rivales, que están tan motivados como tú. No podemos dar nada por hecho y no nos tenemos que engañar a nosotros mismos con los resultados".
Redacción - Ana Moya - Infomotor Network, S.L.