La mayoría de los secreto del F10 se encuentran bajo su carrocería


Fernando Alonso en el F10

De acuerdo con las últimas noticias, el secreto del nuevo monoplaza de Ferrari podría residir en el montaje de su motor V8, inclinado 3,5 grados.

Tal y como han publicado la revista francesa Auto Hebdo así como el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport, el propulsor del Cavallino se habría instalado en el F10 con un ángulo de 3,5 grados, inclinado hacia la parte delantera del coche, siendo la idea muy parecida a la adoptada por Arrows en 1979 en su innovador A2.

Treinta y un años después, el diseño podría proporcionar un flujo de aire adicional crucial, que pasaría por debajo del monoplaza para alimentar a un doble difusor más sofisticado y más grande.

El director técnico de los de Maranello, Aldo Costa, afirma: "El nuevo Ferrari tiene una solución mecánica muy interesante, la mayoría de los secretos se ocultan bajo la carrocería".
Para optimizar los resultados, hemos revisado la parte posterior"

Los informes dicen que la innovación podría haber "afeitado" unas décimas en el tiempo de vuelta del F10, que fue el coche más competitivo la semana pasada en Valencia. El diseñador Nikolas Tombazis, admitió: "El difusor es fundamental. Para optimizar los resultados, hemos revisado la parte posterior y hemos realizado una mejor integración de diversos componentes".

"En el F10, el difusor es mucho más grande y más eficiente en comparación con temporadas anteriores", agregó.

La desventaja de un motor delantero con ése ángulo de montaje puede ser el pilotaje, porque se intensifica el centro de gravedad sobre la parte trasera del coche.
Redacción - David G. Cózar - Infomotor Netwrok, S.L.