La lluvia dio por fin una tregua a las diez escuderías de la Fórmula 1 que probaban esta semana sus monoplazas en Jerez y permitió que, en el cuarto día de test oficiales, los pilotos pudieran rodar en seco.

Tras las primeras gotas caídas por la mañana, la lluvia cesó y, después de unas horas de espera para que se secara la pista por completo, los pilotos comenzaron a rodar con intenciones y rebajando sus mejores cronos en cada tanda.

Uno de los momentos más emocionantes del día se vivió con la vuelta del Michael Schumacher al trazado andaluz, después de que el 'Kaiser' se pasara la mitad de la mañana en el box de Mercedes, esperando a que escampara.

La atención de público y medios se centró en el duelo que mantuvo el piloto alemán con Lewis Hamilton. El inglés se colocó por delante de su rival sin dejarse rebasar, manteniendo un pique más que interesante entre el McLaren y el Mercedes.

Otros de los momento importantes del día se vivió a mitad de mañana, con el Ferrari de Massa como protagonista. El brasileño Massa acabó una de sus series cuando se quedó sin gasolina en medio de la pista. Era una prueba que tenían que hacer en la escudería de 'Il Cavallino'