El mal tiempo que azota la península Ibérica pasa factura a los equipos de Fórmula 1.

La Scuderia Ferrari acaba de anunciar que “sería mucho mas eficiente ir a un país más cálido y seco para realizar los test”.

Las condiciones climáticas están haciendo trizas los programas de pruebas de los equipos quienes no pueden realizar las pruebas necesaria para afrontar al temporada con éxito. No sólo las pruebas en pista se están viendo afectadas, hoy Ferrari iba a dedicar su día a labores y actividades de relaciones públicas que incluían filmaciones de publicidad para los patrocinadores. Debido al aguacero que “más parece una piscina” también el rodaje se ha visto suspendido.

La opción de regresar a Oriente Medio para preparar la pretemporada (como se ha hecho en otras temporadas), parece tomar fuerza en Maranello donde no quieren ser víctimas del azar a la hora de completar sus programas de puesta a punto.

Además de las restricciones de pruebas durante el año impuestas por la FIA, el mal tiempo puede resultar catastrófico para las pistas españolas que incrementaban sus arcas gracias al dinero que los equipos, prensa y aficionados dejan en cada sesión de test.
Redacción - Iván Martín y Ladera - Infomotor Network, S.L.