EFE. 16.02.2010

La Justicia norirlandesa ha rechazado conceder al ex preso etarra José Ignacio de Juana Chaos una licencia de taxi para trabajar como conductor en Belfast, donde reside desde su excarcelación en agosto de 2008, según confirmaron este martes fuentes judiciales.

La solicitud de De Juana ocultaba datos "deliberadamente" El magistrado instructor, Ken Nixon, denegó su solicitud al alegar que la información presentada por De Juana para obtener la licencia ocultaba "deliberadamente" aspectos relativos a su pasado penitenciario.

Según la legislación británica, los ex convictos sólo pueden obtener una licencia de taxi cuando han pasado tres años desde el cumplimiento de la sentencia.

Pasado ¿olvidado?

Durante la vista, la defensa de De Juana, de 54 años, ha alegado que su cliente ha dejado atrás su pasado violento y que quiere comenzar una nueva vida conduciendo un taxi por ciertas rutas del oeste de Belfast, una zona de la capital norirlandesa de mayoría católica y nacionalista.

De Juana prefiere morir que regresar a España El ex preso etarra se encuentra en Irlanda del Norte en libertad vigilada desde noviembre de 2008, mientras un tribunal tramita la orden de extradición emitida por la Justicia española. A De Juana se le quiere tomar declaración en Madrid sobre una carta leída durante el homenaje que se le rindió en San Sebastián tras su salida de la cárcel el dos de agosto de ese año y cuyo autor, según la Justicia, podría haber incurrido en un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Según informa también este martes la cadena británica BBC, el abogado defensor ha advertido de que su cliente prefiere morir que regresar a España, donde empezaría "una huelga de hambre" en protesta por su extradición.