* Todo comenzó por una demanda de su hermano.
* Le embargaron su negocio y llevaba años luchando por su casa.
* El hombre había derribado la casa hace dos semanas.




Terry Hoskins tomó una drástica decisión y redujo a escombros su casa, situada en el condado de Clermont, Ohio (EE UU), cuando supo que el banco iniciaba los procedimientos para la ejecución de la hipoteca.

"Cuando veo que debo 160.000 dólares (120.000 euros), y alguien quiere quedarse con mi casa, valorada en 350.000 (260.000 euros)... no, no iba a permitirlo, así que la derribé", dijo Hoskins.

El hombre contó que el Internal Revenue Service (la Hacienda Pública del país) ya le había embargado su negocio- una tienda de alfombras- después de una denuncia presentada por su hermano, y que el banco quería, además, proceder a la ejecución hipotecaria de la que había sido su casa; por lo que llevaba luchando desde hacía años.

Como recogen desde la web Fox59.com, Hoskins declaró recientemente que, después de gastarse "toneladas de dinero" en abogados, ya había tenido suficiente y que había demolido su casa hacía dos semanas.