Aunque el español no termina el día totalmente contento

Jaime Alguersuari se ha presentado hoy ante los periodistas españoles algo cansado y no demasiado contento. Su cara decía una cosa y sus palabras otra. A nadie de los presentes se ha podido escapar este matiz.

El catalán decía al término de la jornada que creía que la sesión había ido bien. Así, dijo: "hemos hecho muchas vueltas, hemos visto la fiabilidad del coche, hemos probado nuevas piezas para Bahrain. Creo que ha sido un test positivo".

Respecto a su rostro de poco convencimiento el joven piloto decía: "Al fin y al cabo nunca es bueno verte detrás. Pero bueno, hay muchos temas, nunca sabes con la carga de gasolina que van los demás. Hemos probado muchas cosas al final y creo que son positivas para Bahrain y estamos todos contentos, todos motivados y viendo el planning de mañana".

Por lo que respecta a ese planning en el último día de entrenamientos añadió: "Posiblemente, haremos tandas más largas, veremos cómo va el coche en una simulación de carrera y probaremos, supongo, también diferentes compuestos de neumáticos".

Además, precisó que la suerte en cuanto al tiempo no sólo beneficia a él, sino también a Buemi y a todo el equipo: "Es bueno para mí y también para Buemi. Al final, no sólo trabajo para mí, sino que trabajo para el equipo y el hecho que hayamos dado hoy 120 vueltas es bueno para el equipo para ver la fiabilidad del coche y rodar, sobre todo, en seco, que es cuando podemos expresarnos. Y Bahrain seguramente será en seco. Por lo tanto, creo que ha sido un día muy positivo y mañana todavía más".

Por último, reconoció que el haber dado 120 vueltas, casi dos grandes premios, no le había afectado físicamente y se sentía en plena forma.
Redacción - Raúl Molina Recio