El juzgado de primera instancia 12 de Sevilla ha dejado vista para sentencia la demanda de la Fiscalía para que nueve menores de edad, amigos de la joven asesinada Marta del Castillo, sean indemnizados con 3.000 euros cada uno por haber mostrado en televisión su perfil en la red social Tuenti.

Las imágenes en Tuenti de los nueve menores fueron utilizadas como fondo de pantalla Fuentes del caso han informado de que, tras un intento fallido de conciliación, el juez ha escuchado los argumentos de las dos partes, en un debate centrado en los criterios para fijar la indemnización en 3.000 euros y en el hecho de que las imágenes fueron tomadas de internet, un medio de acceso universal para cualquier persona con un ordenador.

Las imágenes en Tuenti de los nueve menores fueron utilizadas como fondo de pantalla el 16 de febrero de 2009 -nada más ser detenido el asesino confeso de Marta, Miguel C.D.- en dos tertulias del programa 'La tarde con María del Monte' de Canal Sur Televisión y 'Alto y Claro', de Telemadrid.

Canal Sur y Telemadrid se han avenido a pagar la indemnización, pero en el juicio se han opuesto a la parte de la demanda que pide que sean condenadas a publicar la futura sentencia, lo que a su juicio sería contraproducente una vez que se han allanado con la demanda y así fue publicado en su día.

Indeminización "a voleo"

En cambio, la productora 'ZZJ' se ha opuesto a la demanda y su abogado, Joaquín Moeckel, ha criticado que la indemnización de 3.000 euros haya sido fijada "a voleo" pues "los daños morales no pueden ser los mismos para todos los menores".

Moeckel sostiene además, que, al colgar sus datos personales en internet, los menores estaban dando un "consentimiento implícito" a su divulgación y además las imágenes fueron tomadas del portal Youtube, que es "un foro abierto a todo el público que disponga de un ordenador y una conexión a internet". Por su parte, el 'número dos' de la Fiscalía de Sevilla, Antonio Ocaña, ha dicho al juez que no es lo mismo aparecer en Youtube, al que tiene acceso un determinado público, que hacerlo en un programa de televisión, que ha definido como "más agresivo pues se mete en tu casa".