El piloto español llega a Barcelona cargado de positividad

Con la sombra de su debut precipitado en el GP de Hungría del pasado año, Jaime Alguersuari, después de rodar sus primeros test de pretemporada, dice estar listo para demostrar su verdadero talento.

"El año pasado fue lo que fue, no pude hacer más", comentaba el joven piloto de Toro Rosso, quien tuvo que sustituir a Sebastien Bourdais en julio del año pasado. "Era un empleado más de Red Bull, no pude decidir si sí o si no a la sustitución de Bourdais".

Pero la temporada 2010 será diferente. El piloto español ha demostrado en lo que llevamos de pretemporada que ha sido capaz de igualar e incluso superar las marcar de su compañero Sebastien Buemi. "Este año he podido entrenar adecuadamente y desarrollarme físicamente y psicológicamente como piloto, que era lo que necesitaba", apunta el piloto de Toro Rosso al diario Sport.
Ya no soy el soldado que fue arrojado a las playas de Normandía"

"Ya no soy el soldado que fue arrojado a las playas de Normandía. Ahora me siento más veterano, he olvidado que voy a empezar mi segundo año de mundial con 19 años y soy capaz de ir a fondo y completar la distancia de dos Grandes Premios y medio en una sola jornada de test, como lo hice en Jerez", señala el piloto a El Mundo.

Además, el sentimiento de confianza hacia el nuevo coche de la escudería de Faenza ha cambiado. "Me da la impresión de que es muy competitivo", asegura Alguersuari, aunque reconoce que los equipos Red Bull, Ferrari, McLaren y Mercedes están por delante.
Redacción - Ana Moya - Infomotor Network, S.L.