La Guardia Civil ha detenido a tres personas que obtenían datos personales y financieros a través de una red de ordenadores 'zombis', es decir, aquellos que están manejados a distancia por alguien que se ha hecho con su control a través de un virus 'troyano'.

La red estaba compuesta por más de 13 millones de PCs infectados. Este método hace que las personas que están a la cabeza de estos grupos controlen los ordenadores a distancia y suele ser usado para chantajear a las víctimas, a las que se les exige algo a cambio para que puedan seguir manteniendo sus servicios en la red.

Para evitar ser objeto de este tipo de maniobras, los expertos aconsejan no navegar por Internet de forma abierta con la intención de buscar información lúdica o empresas que son desconocidas puesto que eso puede provocar la descarga de programas que posteriormente se ejecutan en el ordenador y activan los 'troyanos'.

También recomiendan actualizar los mecanismos de seguridad y tener dos particiones de disco duro: una para el sistema operativo y los programas y otra para los documentos.

Representantes del Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y de Panda Security informarán mañana, a las 11 horas, sobre la operación policial en la que se ha desmantelado esta red