El piloto de Lotus se quedó sin representante tras la salida de Flavio Briatore de la F1

Heikki Kovalainen, después de mucho buscar, ha decidido prescindir de cualquier representante que le gestione su carrera en la máxima competición.

Hasta que la FIA prohibió a Flavio Briatore ejercer como manager en la F1, el ex piloto de McLaren disfrutaba de los sevicios del magnate italiano para gestionar y administrar su presente y su futuro en la F1. Pero según ha afirmado al diario Turun Sanomat, el piloto finlandés ha sido el encargado de llegar a un acuerdo con Lotus y firmar su propio contrato de 2010. "Decidí hacer todas las negociaciones por mí mismo", explica Kovalainen. "Para mí es muy importante saber exactamente lo que estoy firmando".
Decidí hacer todas las negociaciones por mí mismo"

"Yo sé lo que hago y eso me da tranquilidad", admitía el piloto de Lotus.

Cuando se constató de que su contrato con McLaren llegaba a su fin, el piloto hizo varios intentos en la desaparecida Toyota y en Force India. Y también probó a llamar a Mike Gascoyne, directivo de Lotus. "Le Pregutné cuál era la situación de Lotus y le dije que estaba interesado en escuchar su propuesta", comenta Kovalainen.

Ahora asegura estar "bastante satisfecho" con el acuerdo alcanzado con la escudería Lotus y que tanto él como su compañero Jarno Trulli recibirán el sueldo pactado.
Redacción - Ana Moya - Infomotor Network, S.L.