* 14 hinchas de ambos equipos han sido detenidos de momento.
* Aficionados radicales de ambos clubes provocaron varios altercados.
* Hubo incidentes en las inmediaciones del estadio durante todo el día.


EUROPA PRESS. 07.03.2010

Efectivos de los cuerpos de Policía Nacional y Policía Local de Sevilla han detenido a un total de 14 hinchas futbolísticos adheridos a los colores del Real Betis y del Rayo Vallecano por los altercados protagonizados junto al estadio Manuel Ruiz de Lopera con motivo de la celebración del partido entre ambos equipos.

Según informaron a Europa Press fuentes policiales, tres agentes policiales han resultado heridos de diversa consideración, mientras que dos coches patrulla han registrado daños como consecuencia de la acción llevada a cabo por parte de los detenidos, que lo han sido como presuntos autores de atentado contra agentes de la autoridad y por alteración del orden público.

La policía ha intervenido bates de béisbol, una pistola de fogueo y diversas espadas

El dispositivo inicial desplegado por la Policía se saldó con cinco detenidos, si bien la situación conforme avanzaba el día, en la que los 'ultras' seguían registrando actitudes violentas en los aledaños del recinto heliopolitano, ha motivado la actuación de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Muchos de los encartados contaban con prendas especiales y acondicionadas en prevención de una reyerta, tales como chaquetones con interior 'blindado', rodilleras y cascos de defensa. Asimismo, y con motivo de lo ocurrido, las fuerzas de seguridad han intervenido bates de béisbol y una pistola de fogueo, así como diversas espadas --algunas de ellas de un grosor de hoja considerable--, según las fuentes consultadas, que añadieron que la situación tendió a normalizarse con la finalización del partido.

Según informaron a Europa Press fuentes del servicio de emergencias 112, todo comenzó cuando en torno a las 11,30 horas se recibieron múltiples avisos de ciudadanos alarmados por la presencia de un grupo de una veintena de personas con estética 'skin', ataviados con cascos y armas tales como botellas o bates, en la calle Tajo y en dirección hacia el estadio del Betis.

De esta manera, el 112 dio aviso a la Policía Local y a la Nacional, así como al Centro de Coordinación Operativa (Cecop), que procedieron a hacer acto de presencia en el lugar de los hechos. Con posterioridad, las emergencias recibieron aviso de que el grupo se había dispersado hacia distintos puntos al ver el dispositivo policial.

De esta manera, sobre las 12,00 horas la Policía detuvo de inicio a cinco personas por atentado contra agentes de la autoridad, ya que los encartados llegaron a tirar piedras contra los policías, según las fuentes consultadas.