Así lo asegura Norbert Haug a pocos días de Bahréin

Ni el regreso de Michael Schumacher, ni el motor Mercedes, ni los últimos podios logrados en 2009, ni el título de constructores de dicho año hacen pensar a Norbert Haug en un buen comienzo de temporada: “No lograremos el podio en las primeras carreras, pero definitivamente creceremos más tarde”, asegura al periódico Allgemeinen Zeitung.

Los registros de Mercedes GP (antes Brawn GP) no han sido sobresalientes en la pretemporada. El W01 no es el más rápido hasta ahora, ni siquiera está entre los cuatro equipos más veloces. La paciencia será la clave para la escudería, trabajando a medio plazo para ganar. De momento, Michael Schumacher se relaja en su casa suiza mientras espera el jueves, primer día de su regreso a las pistas, donde dará una conferencia de prensa, seguro, muy esperada.

La guerra en Mercedes GP estará en sus propias filas: Nico Rosberg se ha atrevido a desafiar públicamente a su compañero de equipo, sin
importarle cuántos mundiales acumule en su palmarés. Tanto es así que asegura que todos los datos técnicos no serán compartidos entre los pilotos. El equipo de ingenieros de Nico, capitaneado por Jock Clear, y el de Schumacher, por Andy Shovlin, tendrán sus secretos durante el mundial, a pesar de compartir garaje: “Es importante que todo el equipo esté comunicado, pero cuando se trata de necesidades específicas, pequeños detalles, hay cosas que es mejor quedártelas para ti mismo”, asegura Rosberg.

Willi Weber, veterano representante de Michael Schumacher, no tiene miedo a las palabras de Nico. Él lo tiene muy claro: su pupilo machacará a Rosberg. Y así lo dice en Der Taggespiegel: “Lo primero que hay que hacer para ser piloto de carreras es controlar a tu compañero de equipo. Para Michael, eso podría ser difícil en las primeras dos o tres carreras. Pero una vez que se encuentre a gusto, realmente no sé por qué Michael no podría batirle. Podrá, seguro”.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, S.L.