Cree que serán hasta doce segundos más lentos

El actual campeón del mundo de Fórmula 1, Jenson Button, tiene miedo de que los debutantes compliquen los entrenamientos de Bahréin: “No es una cuestión de seguridad, sino que harán más difícil para nosotros trabajar en los entrenamientos”, asegura a La Stampa.

Lotus y Virgin han estado muy lejos de los mejores tiempos de la pretemporada. Peor todavía lo tiene el equipo HRT, que no ha rodado un solo kilómetro hasta ahora, y debutará el viernes en Bahréin con dos pilotos también debutantes. Para muchos, especialmente para Ferrari y su piloto Felipe Massa, esto provocará situaciones peligrosas.

Pero Button no cree que sea un problema se seguridad, aunque sí dificultará hacer buenos tiempos: “Podríamos empezar una vuelta rápida con poca gasolina y llegar a un Lotus, o a un Virgin, totalmente cargados hasta los topes, doce segundos más lentos… Incluso en la sesión oficial, con veinticuatro coches en la pista, será crucial hacerlo bien. En la carrera será mejor, porque la diferencia entre el primero y el último será de unos tres o cuatro segundos”, asegura Button. Y es que las chicanes móviles han regresado.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, S.L.