Aún no conocen el veredicto de la FIA sobre su alerón trasero

La primera polémica de la temporada ya está servida, pero hasta el jueves no habrá veredicto de la FIA. En McLaren, pese a que andan muy confiados sobre la legalidad de su alerón trasero, no se la juegan y se han llevado a Bahrein una carrocería de recambio que sólo utilizarán en caso de que la FIA considere su alerón trasero ilegal antes de que arranque el Mundial.

Red Bull y Ferrari son las dos escuderías que mantienen bajo sospecha el alerón de la escudería británica. Una problemática que surgió la pasada semana y que tiene al director gerente del equipo británico, Jonathan Neale, decepcionado.

Y es que toda esta polémica como muy pronto tendrá su fin un día antes que comiencen a rodar los bólidos sobre el trazado de Bahrein. Un retraso en el vuelo del inspector de la FIA, Charlie Whiting, impidió que pudieran inspeccionar el MP4-25 en Woking. Así que ante la insistencia de Red Bull y Ferrari, la FIA analizará con detalle el alerón trasero del McLaren este mismo jueves y dirá si pueden correr con él en esta primera carrera de la temporada.

Neale está tranquilo y confía en la legalidad del MP4-25. Pero aún así han querido ser previsores y traerse una carrocería de recambio por si el veredicto de la FIA resulta negativo: “Nosotros no disponemos de un paquete de recambio radicalmente distinto para Bahrein. Pero hemos traído una carrocería distinta porque nunca se sabe lo que pueden decidir los inspectores durante el día”. Además añadió que han hecho lo mejor para sus intereses. “Hemos mostrado transparencia a la FIA, si luego dictaminan en contra de lo que en un principio pensamos tendremos que salir a correr igual, porque es nuestro deber”.
Redacción - Verónica Nogales - Infomotor Network, S.L.