El español estuvo a punto de abandonar su proyecto

Adrián Campos ha pasado de vivir un auténtico sueño a la peor de sus pesadillas. Su proyecto Campos Meta se ha transformado en Hispania Racing.

Cuando los motores ya rugen en Bahréin en la primera carrera del equipo, el español confiesa que ha pasado por uno de sus peores momentos antes de asegurar el futuro de su proyecto: “Todo lo que puedo decir es que han sido algunos meses en los que, tras dar el paso que se necesitaba, tras ganar todos los campeonatos, he vivido la peor pesadilla de mi vida”, reconoce a Onda Cero Radio.
He vivido la peor pesadilla de mi vida"

Adrián Campos no ha venido de la nada: tras su experiencia como piloto oficial en los años 80, el español se ha embarcado en numerosos proyectos deportivos a lo largo de toda su vida, siempre enganchada a la gasolina. Campos Meta era la cumbre de su pasión por el automovilismo que, a última hora, tuvo que vender a José Ramón Carabante y Colin Kolles. Campos, pese a todo, mantiene su presencia en el equipo como vicepresidente ejecutivo.

Adrián confiesa que llegó a decirle a Bernard Ecclestone que abandonaba, que no podía más, que su proyecto se venía finalmente a pique. Detrás de todas las críticas, de todas las desconfianzas, de todas las ilusiones había un equipo trabajando contrarreloj: “Ha sido muy, muy duro. Pero estaba claro que todo estaba hecho, porque de lo contrario no se podría haber completado en sólo tres días”.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, S.L.