Espectacular, impresionante, increíble. .. Elijan el calificativo que quieran pero el debut de Fernando Alonso con Ferrari en este Mundial merece todo eso y mucho más. Lo que ha hecho el asturiano parece fácil pero no lo es. Su adaptación a la escudería de ‘Il Cavalino Rampante’ como el propio Massa dijo hace unos días no es total y eso hace que aún desconozca muchos mecanismos tanto del método de trabajo del equipo como del coche.

Llevamos tanto tiempo soñando verlo de rojo que una vez se ha hecho realidad nos parece que lleva mucho tiempo con Ferrari. Pero la realidad es que sólo lleva seis meses. Muy poco tiempo… Pero eso no ha sido ningún impedimento para lograr ganar con autoridad en su debut.

Un logro que aunque muchos no lo crean, sólo lo han logrado tres pilotos en la historia: Mario Andretti (Ferrari 312B de 1971),Nigel Mansell (Ferrari 640 en 1989) y Kimi Räikkönen (Ferrari de 2007). Pero desde ayer a esa selecta lista hay que añadir el nombre de Fernando Alonso con su Ferrari F10 (14 de marzo de 2010).

Les recomiendo que apunten esta fecha para recordar el nuevo récord del asturiano. Un logro que grandes estrellas de la historia de la F1 no tiene como el propio Michael Schumacher, Fangio o Prost. Ninguno de ellos ganó en su primera carrera de su estreno con Ferrari. Pero Fernando sí que lo ha hecho.

El nombre del piloto español ya forma parte de esa lista tan prestigiosa. Pero la victoria en Bahrein ha dejado más datos que invitan al optimismo y a soñar con Alonso siendo campeón. Y es que siempre que Fernando Alonso ha ganado en Bahrein ha logrado el título. Ha estado seis veces en este circuito y las dos únicas victorias se produjeron en 2005 y 2006, los dos años en los que el asturiano se alzó con el Mundial.

Si esto no fuera suficiente existe otra estadística más optimista todavía. En los últimos 20 años el piloto que se ha alzado con el triunfo en la primera carrera del Mundial ha acabado siendo el campeón en 16 ocasiones. Esta regla tiene una fiabilidad del 80%. Un porcentaje bastante alto y que nos hace ser optimistas.

Seguramente habrá muchos que no crean en estos porcentajes porque al fin y al cabo es sólo humo y baratas estadísticas que pueden o no cumplirse. Pero más allá de todo esto hay que reconocer que el F10 funciona. Y que el piloto que fue capaz de contagiar a todo un país la afición por la F1 ha vuelto. Y lo ha hecho como él mismo ha dicho con el mejor equipo del mundo. El espectáculo de Fernando Alonso continúa en el Gran Premio de Australia, dentro de 15 días.

Redacción - Verónica Nogales - Infomotor Network, S.L.