* Uno de los presuntos etarras, Joseba Fernández Aspurz, detenido.
* Los otros dos huyeron.
* Tuvo lugar un intercambio de disparos cuando los presuntos terroristas pretendían robar un vehículo.

EFE. 16.03.2010 - 23.51 h

Un policía francés murió este martes en el oeste de París, Francia, tras un intercambio de disparos con tres presuntos miembros de ETA que pretendían robar un vehículo, informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Se relaciona al etarra arrestado con actos de kale borroka en Navarra

Éstas añadieron que uno de los presuntos etarras, Joseba Fernández Aspurz, ha sido detenido mientras que los otros dos han huido. Además, en la zona se ha establecido un amplio dispositivo de seguridad.

El arrestado estaba huido de la Justicia española y se le relaciona con actos de kale borroka en Navarra.

El tiroteo tuvo lugar al oeste de París, en la localidad de Dammarie-lès-Lys, de unos 20.000 habitantes, situada en el departamento de Seine et Marne, al oeste de París.

Versión francesa

Fuentes oficiales francesas indicaron que el agente, de 53 años, murió a causa de los disparos, que se produjeron después de que los tres presuntos etarras asaltasen un concesionario de automóviles BMW. Hasta el lugar de los hechos se trasladó el ministro francés del Interior, Brice Hortefeux

El suceso ocurrió sobre las 22.00 h, cuando agentes de la Policía intervinieron alertados por el atraco. "El robo tuvo éxito en parte", comentaron en relación con la sustracción de algún vehículo las fuentes policiales francesas, quienes dijeron que los elementos con los que cuentan de momento permiten sospechar que se trataba de miembros de "un comando" de ETA.

Hasta el lugar de los hechos se trasladó el ministro francés del Interior, Brice Hortefeux, quien mostró sus condolencias a la familia del agente fallecido y prometió perseguir a los responsables de la muerte del agente, según la emisora France Info.

Ataque a policías forales

Fernández Aspurz está acusado de atacar con artefactos incendiarios a dos policías forales en Pamplona el 9 de marzo de 2008, día en el que se celebraron las últimas elecciones generales. Fuentes de la lucha antiterrorista informaron de que, a falta sólo del cotejo de las huellas dactilares, el detenido es Fernández Aspurz, El Guindi. El pasado día 9, la Audiencia Nacional ordenó la busca y captura de Fernández y de Artzai Santesteban

Las fuentes añadieron que el agente muerto sospechó de la actitud de los tres y les pidió la documentación, momento en el que los presuntos terroristas hicieron uso de sus armas.

El pasado día 9, la Audiencia Nacional ordenó la busca y captura de Fernández y de Artzai Santesteban después de que no comparecieran a la vista fijada para ese día y en el que ellos dos y otros cinco acusados iban a ser juzgados por el ataque a los policías forales. El fiscal pedía para los siete 12 años de prisión por delitos de tenencia y empleo de aparatos incendiarios, atentado contra miembros de Policía de una comunidad autónoma y desórdenes públicos terroristas.

Los cinco acusados que sí acudieron al juicio reconocieron durante el mismo haber sido convocados el 8 de marzo de 2008, víspera de las últimas elecciones generales, para "dañar cajeros", pero dijeron que en ningún momento tuvieron la intención de "atacar a personas". Está procesado también por el juez Velasco por su participación en el ataque con cócteles molotov a dos sucursales bancarias

Además de por esta causa, Fernández Aspurz está procesado desde el pasado día 6 por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por su presunta participación en el ataque con cócteles molotov a dos sucursales bancarias de Pamplona el 13 de septiembre de 2009.

El juez imputa a El Guindi y a otros siete jóvenes un delito de empleo de sustancias explosivas inflamables e incendiarias "cometido por quien actúa al servicio y colaboración con la organización terrorista Segi".