McLaren tendrá que modificarlo antes de Melbourne

Parece que la FIA no cesa de encontrar irregularidades en los difusores de algunos equipos, y se piensa que dos nuevos conjuntos deberán modificar los diseños del doble difusor de sus monoplazas antes de las verificaciones técnicas que se realizarán para el Gran Premio de la próxima semana en Australia.

La semana pasada en Bahrein se informó de que el difusor instalado en el MP4-25 de Lewis Hamilton y Jenson Button incumplía la normativa, por lo que los de Woking no podrán volver a montar dicho componente en el monoplaza. Al parecer, en McLaren habrían explotado aerodinámicamente el agujero del motor de arranque externo, haciéndolo mucho más grande de lo necesario y ganando así otro nivel en el difusor. Se anunció que el equipo británico revisaría el diseño del coche antes de la carrera de Melbourne.

Más tarde, se apuntó desde el diario español El País, que Renault y Mercedes estarían en la misma situación, con lo que se verían obligados a tener que modificar sus difusores antes de la segunda ronda del campeonato del Mundo de 2010.

Ahora, los rumores indican que serían uno o dos equipos más los que estarían siendo estudiados por la comisión técnica de la FIA, encabezada por Charlie Whiting. Se cree que dichos conjuntos explotan la circustancia de que las normas de la FIA permiten un agujero lo suficientemente grande en el difusor para un arrancador externo, pero el reglamento no establece un tamaño máximo para la abertura. El diseñador de Red Bull, Adrian Newey, ha admitido que sospecha al menos dos equipos que están rompiendo las normas. "No voy a decir nombres, sólo que Ferrari no está entre ellos", explicó el británico.
Redacción - David G. Cózar - Infomotor Network, S.L.