* Contó con los votos favorables de PSOE, CiU y CC; PP, IU y ERC votaron en contra; PNV se abstuvo.
* La ley ha sido criticada por ser un paso "hacia la privatización" y establecer mecanismos para poder censurar medios sin un juez.
* La nueva normativa limita el tiempo publicitario, entre otras medidas.


20MINUTOS.ES / EFE. 18.03.2010

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves la Ley General de la Comunicación Audiovisual con el voto en contra del PP.

El texto contó con los votos favorables de PSOE, CiU y CC, los votos en contra de IU y ERC además de los del PP, y con la abstención del PNV.

Las críticas a la nueva ley han seguido aflorando durante el día de la votación, y algunas formaciones la han tachado de "estar hecha a medida de las cadenas privadas", de censurar y, además, de ser "monopolista con el castellano".

Estoy radicalmente en contra de que un organismo administrativo pueda cerrar un medio de comunicación Por ejemplo, para el portavoz del PP, Miguel Ángel Cortés, este proyecto de ley "entró sin acuerdo y sale sin acuerdo". En concreto, Cortés basa su crítica a la ley en el artículo que crea el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, que ha calificado de "dañino con el gasto público". El diputado popular está "radicalmente en contra" de que un organismo administrativo pueda cerrar un medio de comunicación, cuando eso sólo lo puede hacer un juez y también "que este Consejo nos diga qué podemos ver y qué no, ejerciendo una censura ideológica".

El diputado socialista, Oscar López, ha defendido que el proyecto de ley ha tenido una elaboración de seis años, con mucho debate. Por su parte, el portavoz del PNV, Pedro María Aspiazu, ha afirmado que esta ley está hecha a la medida de las televisiones privadas, como es el caso de la Ley de Financiación de TVE, "que recoge las principales demandas de las empresas de televisión en abierto, además de inventarse una tasa que deberán pagar los telecomunicadores".

Joan Ridao, portavoz de ERC, opina que la ley perpetúa el monopolio del castellano y que crea una relación "servilista" del Gobierno con el sector privado . Por su parte, Gaspar Llamazares, la ha acusado de servir a un "mercado audiovisual sin pluralismo" y la ha equiparado a la "ley Berlusconi", que es la ley de la privatización de TVE y que favorece a la ultraderecha al permitir emitir en cadena empresas de ámbito local, muchas de las cuales están en manos de ultraconservadores.

¿A qué obliga la nueva Ley?

* Entre otras cosas, establece que los operadores privados inviertan el 5% de sus ingresos en cine europeo, así como en series para televisión, mientras que para los públicos esta obligación es del 6%.
* Además prohíbe emitir en abierto pornografía o violencia gratuita. Los canales cerrados que lo emitan deberán poder ser controlados con "control parental".
* En el caso de programas en abierto, estos deberán clasificar por edades sus contenidos así como una codificación que permita el control de los padres, homologado por la Autoridad Audiovisual.
* La nueva normativa también regula los programas de juegos y apuestas, que sólo pueden emitirse entre la una y las cinco de la mañana y los de contenido esotérico entre las 22 y las 7 de la mañana, aunque los prestadores del servicio tendrán responsabilidad sobre fraudes que pudieran producirse.
* En el apartado publicitario, permite la emisión de un máximo de 12 minutos por hora de emisión, incluido en ellos la televenta, aunque se excluirán el patrocinio y el emplazamiento.