Una oferta de neumáticos más extrema abriría las opciones en términos de estrategia

Según los últimos rumores de este jueves en el paddock de Albert Park, la FIA habría pedido a Bridgestone que considerara otra selección más extrema de los neumáticos que se suministran a los equipos de cara a los futuros Grandes Premios.

Después de un invierno lleno de ilusión por lo que parecía iba a ser una espectacular temporada 2010 de F1, la carrera de Bahrein ha estado llena de críticas debido a la poca emoción vivida sobre la pista y la ausencia de adelantamientos.

Algunos expertos piensan que una oferta de neumáticos más "extrema" podría abrir las opciones en términos de estrategia de carrera, después de que en la prueba inaugural se realizara una sola y temprana parada en boxes.

Pero el piloto en activo con más experiencia de la F1, Rubens Barrichello, se ha negado a culpar a los nuevos neumáticos delanteros Bridgestone, más estrechos, de la ausencia de adelantamientos. "No es la debilidad de los neumáticos, es la debilidad de la regla", dijo el brasileño, en Melbourne. "Necesitamos más agarre mecánico, es la única solución", explicó.

"Es muy fácil decir que no se puede adelantar al coche de delante por culpa de los neumáticos delanteros", añadió.

El directivo de Bridgestone, Hirohide Hamashima, declaró el miércoles que "la seguridad es la principal preocupación" en el proceso de selección de compuestos para los Grandes Premios.

El proveedor japonés ha dado a conocer su selección de gomas hasta el próximo Gran Premio de Turquía que se disputará a finales de mayo y que será la séptima parada de la temporada 2010. Los blandos y duros para el GP de España y los súperblandos e intermedios para Mónaco son los más destacables. "Espero que haya cambios, pero ante todo creo que tenemos que esperar cuatro o cinco carreras antes de tomar una conclusión", afirmó el piloto de Williams.
Redacción - David G. Cózar - Infomotor Network, S.L.