Triumph TR3A 1958.
La empresa Standard-Triumph durante la posguerra, al igual que la mayoría de los fabricantes de automóviles británicos, encontró una fuerte demanda estadounidense para sus productos. Las exportaciones fueron fundamentales para la supervivencia de la industria automotriz Inglesa, y Triumph sabía que a su regreso los soldados estadounidenses habían desarrollado un gusto por los coches deportivos británicos, por lo que se hicieron planes para un nuevo modelo.



Triumph TR3A 1958.

Muy influenciado por el TR prototipo, el TR2 debutó a fines de 1953, seguido por el TR3, que fue presentado en el Salón de Londres 1955. Con astucia Triumph decidió llenar la brecha entre los MG y Jaguar, coches que gozaban de gran popularidad, gracias a su rendimiento, fiabilidad, ahorro de combustible y durabilidad sorprendente.
Las variantes TR2 y TR3 rápidamente construyeron un buen prestigio dad una impresionante serie de victorias en el rally Europeo, incluido el Rally RAC 1954. Mientras tanto, en Estados Unidos, los coches dominaban completamente la serie de competencias E-producción de la SCCA durante la década de 1960. Estos coches fueron descritos por el notable escritor Richard M. Langworth como "... poco sofisticados, salvajemente sobrevirantes, a veces en el aire, pero de una eficacia devastadora."

El TR3A, que los entusiastas consideran el modelo TR más coleccionable, se introdujo en 1958 y presentó cambios externos, incluyendo una rejilla de aluminio mucho más amplia tipo "cartón de huevos" y un mejor diseño de la cabina, entre otros detalles de refinamiento. El motor de 100 caballos de fuerza del TR3 era un cuatro cilindros en linea de dos litros con dos carburadores SU, caja de cambios manual de cuatro marchas, suspensión delantera independiente y frenos a discos delanteros, proporcionando una velocidad máxima cercana a los 180 km/hora. Sin duda todo el Triumph TR3A es todo un coche clásico inglés.