* Hay cuatro personas detenidas.
* La investigación ha impedido que se estafaran 7,2 millones de euros al club de fútbol Racing Club de Santander.

EUROPA PRESS. 05.04.2010

La Policía Nacional ha desarticulado en Barcelona a un grupo organizado que estafó más de 20 millones de euros con operaciones financieras fraudulentas.

La red se dedicaba al cobro fraudulento de cheques bancarios y a la simulación de páginas web de entidades bancarias internacionales para cobrar trasferencias e inversiones en diversos países europeos.

Según informó este lunes la Policía, en la operación detuvieron a cuatro personas, entre ellas el máximo responsable y cerebro de la red, y efectuaron un registro domiciliario, incautándose de documentación relacionada con los fraudes, cinco vehículos de lujo, cuatro viviendas en varias localidades catalanas, 45.000 euros en efectivo y numeroso material informático. La red cobraba fraudulentamente cheques y transferencias a través de webs falsas

La investigación, que se realizó en cuatro fases, se inició a principios de 2009 tras recibir varias denuncias por la sustracción y posterior cobro fraudulento de cuatro cheques, por un importe de 100.000 euros, de una cuenta bancaria de una empresa, aunque se presume que los fraudes de este grupo se remontan a 1999.

En la primera fase, los agentes detectaron cómo el jefe de la banda pagaba a colaboradores para que retiraran fraudulentamente cheques en efectivo de entidades bancarias y luego ingresaran el dinero a su nombre en cuentas que pertenecían a sociedades pantalla, operación que se repitió con "multitud de cheques" durante varios años, según la Policía.

Durante la investigación, se evitó la estafa de 7,2 millones de euros al club de fútbol Racing Club de Santander, que el grupo iba a llevar a cabo mediante el descuento de dos pagarés procedentes de la venta de un jugador.

La red ofrecía a clientes la posibilidad de realizar avales bancarios con entidades de crédito extranjeras mediante páginas web fraudulentas que simulaban pertenecer a bancos internacionales, para así cobrar las transferencias.

Ingresos por valor de 13 millones de euros

La Policía, en colaboración con la Agencia Tributaria en Catalunya, detectó que el máximo responsable del grupo disponía de 29 cuentas bancarias en 16 entidades de crédito, y descubrieron entradas de dinero de más de 13 millones que al cabo de unos días volvían a salir, desapareciendo en el entramado de sociedades pantallas o en paraísos fiscales. El cabecilla de la red y su mujer vivía con todo lujo, a pesar de no declarar ingresos

La investigación también se centró en una sociedad pantalla relacionada con la red que introdujo en España un trailer cargado de 17 palés de tabaco de importación no declarado en la aduana.

El máximo cerebro de la red -el resto de detenidos eran meros colaboradores- y su esposa llevaban un elevado nivel de vida a pesar de no declarar ingresos ni propiedades a la Hacienda Pública y sus sociedades declaraban pérdidas todos los años.

Así, todas sus propiedades inmobiliarias y sus numerosos coches de alta gama figuraban a nombre de sociedades pantalla.

Para blanquear dinero, la trama lo enviaba a paraísos fiscales en cuentas a nombre de dichas sociedades pantalla, y la cantidad desviada podría ascender a varios millones de euros, según constató la Policía.