Pero el piloto español asegura no estar preocupado
El piloto de Ferrari, Fernando Alonso, ha restado importancia al hecho de que ya ha utilizado casi la mitad de los motores asignados para la temporada 2010 en tan sólo tres carreras.
Según las normas de la FIA, cada piloto puede utilizar un máximo de ocho motores a lo largo de las 19 carreras que componen el calendario 2010, siendo sancionados con diez posiciones en parrilla por cada motor extra.
La Scuderia cambió el primer propulsor a Alonso tras unos problemas de sobrecalentamiento después de la calificación de Bahrein. El español no sufrió problemas en Melbourne, pero se vió obligado a retirarse en Malasia por un fallo repentino en su V8.
El motor de Melbourne se puede usar en más carreras"
Es más que probable que Ferrari instale un nuevo motor en el F10 del bicampeón para el Gran Premio de China, por lo que serían cuatro los propulsores restantes de aquí al final de temporada, otras quince carreras. Alonso ha explicado ante varios medios españoles que no está especialmente preocupado por la situación. "Uno está roto, el otro (el que cambió en Bahrein) sólo se puede utilizar en los entrenamientos libres, y el tercero (Melbourne) se puede usar en más carreras".
"Pero yo no estoy particularmente preocupado, el equipo me ha dicho que lo de Malasia fue un fallo aislado, y no sufrimos ningún problema durante la pre-temporada", añadió Alonso.
Redacción - David G. Cózar - Infomotor Network, S.L.