Los monoplazas no disponen de sistema de regulación de la altura al suelo

Christian Horner tenía razón. Tal y como destacaba TheF1.com el 9 de abril, el responsbale de Red Bull aseguraba rotundamente la legalidad técnica de los RB6. Se les acusó de tener un sistema no reglamentado de variación de la altura del chasis al suelo y la FIA le envió un comunicado al respecto. Ahora, se puede decir que los coches han pasado la I.T.V. oficial... y no tenían nada.

Ahora, la Federación Internacional de Automovilismo ha dado por zanjado el asunto, comprobando oficialmente que los coches no disponen de ningún sistema ilegal, "ya sea cualquier sistema automático, legal o no", ha declarado Adrian Newey (responsable técnico) a la revista alemana Aunto Motor Und Sport.

La FIA envió un comunicado en el que sospechaban que en el equipo estaban utilizando un desarrollo técnico ilegal que se diferenciaba entre los entrenamientos y las carreras. Horner acaba de declarar que la federación «está satisfecha» tras la revisión por la que han pasado los coches. Y tal y como los ha visto el organismo automovilístico, lo verán todos en el el Gran Premio de China, ya que el equipo ha adelantado que no se tocará nada de las condiciones técnicas.

Esto no significa que los máximos responsables de Red Bull estén en contra de un sistema de las características señaladas. Hace tiempo que Horner comentó que sería bueno un cambio en el reglamento en este sentido para permitir ciertos elementos que influyan en la altura a pista del monoplaza. Sin embargo, votó en contra de hacerlo en su momento.

¿Por qué surgieron estas sospechas en la FIA? Según el comunicado del equipo, optimista como pocos, se debe a que el RB6 tiene un diseño muy eficiente, bien realizado y es realmente rápido. "En la Fórmula 1 siempre se dan estos casos. Si un equipo es muy rápido, es vigilado muy de cerca por la competencia". Las envidias, ya saben ustedes...
Redacción - Isaac Campos - Infomotor Network, S.L.