Falló uno de los motores del avión que les transportaría hasta Shanghai

Después de sus problemas de fiabilidad a bordo del monoplaza de Red Bull, RB6, en lo que va de 2010, el Gran Premio de China no ha comenzado para Sebastian Vettel de la mejor forma posible.

El piloto alemán de 22 años, se encontraba a bordo del Airbus A340 que le trasladaba de Zurich a Shanghai, cuando los pilotos de la aeronave se vieron obligados a cancelar la maniobra de despegue al detectar un fallo en uno de los cuatro motores del avión.

La tripulación y los pasajeros, entre ellos el conocido fotógrafo Mark Sutton y muchos miembros del equipo Sauber afincados en Suiza, fueron devueltos a la puerta de embarque donde tuvieron que esperar durante más de cuatro horas para reiniciar el vuelo.

Vettel, que ganó la última carrera, el Gran Premio de Malasia, ocupa actualmente el tercer puesto en la clasificación del campeonato del mundo, a sólo dos puntos del líder, Felipe Massa. Después de ganar en Sepang, el piloto germano quiso desdramatizar las informaciones que le situaban fuera de la lucha por el título tras los problemas iniciales de su Red Bull. "Estamos aquí para correr. Las carreras de coches son al límite y a veces algo se rompe. Hemos demostrado que estamos en la pelea", afirmó.

Esperemos que este sea el único motor en mal estado que se encuentre el piloto alemán durante la semana.
Redacción - David G. Cózar - Infomotor Network, S.L.