* El portugués se puso la mano en la oreja tras marcar en respuesta a los insultos que le dedicó la grada durante el partido.
* Valdano cree que Ronaldo debe "controlarse un poco más".
* El luso se refirió a los gritos y lamentó que hubiera unos "tontos", pero no consideró que fueran la mayoría.



20MINUTOS.ES. 16.04.2010

El partido se había puesto cuesta arriba para el Real Madrid con el gol de Crusat a favor del Almería, que ponía el 1-0 en el marcador y alejaba aún más las últimas opciones del club blanco para ganar la liga. Entonces Cristiano Ronaldo cogió el balón, regateó a tres rivales y cruza el balón con la zurda, poniendo el empate en el electrónico.

Sus compañeros se acercaron a celebrarlo, pero el portugués ya tenía a quien dedicar el gol: al público del estadio de los Juegos del Mediterráneo, que le había abucheado e insultado a su llegada al campo y durante parte del partido.

El luso se puso la mano en la oreja e hizo gestos a la grada insinuando que ya no oía las críticas, un gesto que fue recriminado por el director deportivo del Real Madrid, Jorge Valdano después del partido, que terminó venciendo el Real Madrid por 1-2.

Ronaldo le resta importancia

Cristiano debe controlarse un poco más"Cristiano debe controlarse un poco más, ya que no podemos pedírselo al público", dijo el argentino al finalizar el encuentro. El '9' blanco, por su parte, intentó quitarle importancia al gesto y se limitó a decir que los gritos no procedían de una mayoría, aunque lamentó al mismo tiempo que hubiera unos "tontos".

Ya en la segunda parte, la grada volvió a tomarla con el portugués y le insultó después de que se precipitara en el lanzamiento de un córner en el que aún no había ningún compañero para rematar.