El piloto le ha pedido a Toro Rosso un cambio de chasis para Barcelona

Después del espectacular accidente que sufrió Sebastien Buemi en los entrenamientos del GP de China, el piloto suizo no se fía de que el problema pueda persistir en el chasis de su monoplaza. Por ello, le ha pedido a Toro Rosso otro chasis de cara el GP de España.

Y no es para menos. La suspensión delantera del STR5 voló literalmente por los aires en un espectacular accidente que pocos recuerdan haber visto alguna vez. Las dos ruedas delanteras del monoplazas salieron disparadas al mismo tiempo y Buemi perdió el control aunque afortunadamente no sufrió ningún daño. La escudería decidió entonces revisar también el bólido de Jaime Alguersuari. Pero aunque confirmaron que el chasis no sufrió daño alguno, Buemi ha solicitado uno nuevo para Barcelona.

La publicación Auto Hebdo asegura que se trata más de una petición "psicológica" para que Buemi pueda frenar la racha de mala suerte que acumula desde que empezó el campeonato, ya que en Melbourne también sufrió un choque con el Sauber de Kamui Kobayashi: "Primero necesito ir a ver al Papa y luego a Lourdes. ¡Tengo que conseguir mejor suerte de alguna manera!", bromeaba el piloto.
Redacción - Ana Moya - Infomotor Network, S.L.