Su presidente muestra interés oficial en sustituir a Bridgestone

Pirelli es el nuevo fabricante de neumáticos que podría entrar en el mundial de Fórmula 1. Su jefe, Marco Tronchetti Provera, asegura que Pirelli está reconsiderando su postura respecto a la Fórmula 1: a finales del año pasado negó su interés en este deporte porque prefería dedicarse a “desarrollar neumáticos de competición que también pudieran comercializarse”.

Pero Marco ha cambiado de opinión, según se informa desde la reunión de accionistas en Milán en la que ha tomado parte. De seguir adelante con su interés por la Fórmula 1, Pirelli se uniría a la petición de ampliar el diámetro de los neumáticos de Fórmula 1 desde las trece pulgadas hasta las dieciocho, como pide ahora mismo Michelin para rebajar costes y poder usar neumáticos similares para otras competiciones.

Además, Pirelli espera que su suministro de neumáticos repercuta en un buen beneficio económico para su empresa. Si estas condiciones se cumplieran, Maco asegura a la prensa de Milán (como ANSA y Il Giornale) que Pirelli “mirará a la Fórmula 1 con mucha más atención.” Sin embargo, es cauto y asegura que, de momento, “no hay nada más que rumores.”

De confirmarse, Pirelli sería el tercer fabricante interesado en sustituir a Bridgestone. Michelin es el preferido por la FOTA, mientras que Avon-Cooper se está camelando a Bernard Ecclestone y a los pequeños equipos por su bajo coste.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor network, S.L.