La Federación quiere evitar otro caso como el de Schumacher en Mónaco

La FIA ha determinado en un comunicado oficial que modificará la norma que prohibe los adelantamientos detrás del coche de seguridad tras el incidente que se vivió en Mónaco con la maniobra de Michael Schumacher en la última curva del Principado.

Según apunta la Federación, "los problemas detectados durante la última vuelta del Gran Premio de Mónaco mostraron la falta de claridad en la aplicación de la norma que prohibe los adelantamientos detrás del coche de seguridad".

Por ello, el Consejo Mundial de la FIA ha anunciado que el próximo 23 de junio tendrá lugar una reunión en la que se "aclarará el procedimiento que deben cumplir los monoplazas cuando la última vuelta esté controlada por el coche de seguridad al tiempo que se garantiza que la señalización a los equipos y pilotos se muestre más clara".

Así pues, estos ajustes ayudarán a evitar "problemas en el futuro como el que ocurrió en Mónaco". Finalmente, la sanción a Michael Schumacher seguirá adelante aunque el equipo Mercedes mostró su disconformidad y confusión por la señalización de banderas verdes que se produjo cuando el coche de seguridad se metió en boxes. El comunicado ha aclarado que la Comisión, iniciativa del Grupo de Trabajo de la Fórmula 1, presentará una enmienda al Consejo Mundial para que se pronuncie en próximo 23 de junio en la reunión prevista en Ginebra.

Redacción TheF1.com - Ana Moya - Infomotor Network, S.L.