De las callejuelas de Mónaco a la inmensa pista de Estambul (entre 15 y 22 metros de anchura). La Fórmula 1 llega a Turquía cuando el calor más aprieta. Dura prueba para el gran circo, y dura prueba para Sebastian Vettel: su compañero de equipo ha iniciado un ascendente asalto al mundial que tendrá que contrarrestrar. Y para eso contará con un chasis nuevo. Pero atentos a Michael Schumacher: Mercedes GP está haciendo grandes progresos para devolverle a lo más alto. Fernando Alonso nunca tuvo tantos rivales a los que vigilar. El español es uno de los principales enemigos de los hasta ahora imparables coches de Adrian Newey. Ni qué decir que tratará de chafarles la existencia. Si tiene sed, no dudará en beberse a los Red Bull.



Red Bull repara las “alas” de Vettel

La hegemonía de Red Bull sigue imparable. Turquía es la próxima parada. Mark Webber vive momentos dulces, muy dulces. Pero también estresantes: “Hay que mantener la concentración y seguir trabajando”. Pero resulta difícil cuando la prensa internacional te viste de campeón del mundo a demasiadas carreras del final de la temporada.

Es fácil hablar, pero hay que salir a la pista y hacerlo"Mónaco ha sido un examen que ha superado con nota. Las ilusiones, las esperanzas e incluso los delirios podrían subirse a la cabeza con demasiada rapidez: “Hay que reflexionar, agachar la cabeza y concentrarse en mantenerse en forma. Es fácil hablar, pero hay que salir a la pista y hacerlo.” El australiano ve Turquía como un nuevo escenario de su confirmación.

Menos contento está su compañero de equipo, Sebastian Vettel. El joven quería comerse el mundo, y la prensa le había hecho ver que lo tenía todo a su favor. Quizá no subestimó a su compañero, pero sí que se dejó engatusar por los cumplidos del paddock. Ahora sigue la estela de Webber, aunque en su equipo le han prometido que su monoplaza estrenará un chasis nuevo, pues el que usó en las últimas carreras estaba dañado.

Sebastian se quejó varias veces por el equilibrio de su monoplaza"Y es que Red Bull te da alas, aunque a veces estén defectuosas: “En Barcelona y Mónaco, Mark simplemente fue el más fuerte. Tenía más confianza y se sentía más cómodo en el coche. Por el contrario, Sebastian se quejó varias veces por el equilibrio de su monoplaza. Hemos encontrado un defecto en el chasis de Sebastian; en la próxima carrera de Turquía tendrá uno nuevo. Sebastian empezó la temporada en una gran forma, y estoy seguro de que se recuperará en la próxima carrera”, asegura Christian Horner. El duelo entre ambos pilotos podría ser bien bonito. El Red Bull de Vettel tendrá alas nuevas para volar sobre Estambul.

Alonso y Hamilton, las pesadillas de Red Bull

Fernando Alonso es quien más cerca está de Red Bull. Concretamente, a sólo tres puntos. Su Ferrari espera no tener que protagonizar más hazañas, remontadas y capítulos de infarto; excepto la primera carrera, el español ha tenido que enmendar situaciones complicadas, casi imposibles, desde la salida. Tras la espectacular remontada de Mónaco, el español quiere tener una carrera más tranquila. Para eso, además, confía en las mejoras introducidas en su bólido: “Hay que mejorar el rendimiento, y no dejaremos ni una piedra en su sitio para alcanzar nuestro objetivo.” La clasificatoria es clave para Fernando, y es una de las etapas en las que más trabajo está dedicando. No es de extrañar que el español de Ferrari sea una de las pesadillas de Red Bull: “Es a quien tememos, porque está en la cima de su carrera deportiva”, asegura el asesor deportivo del equipo de la bebida voladora.

Y no sólo a Alonso; también teme a Hamilton. “El resto no nos importa demasiado”, concluye Helmuth Marko. Es Lewis Hamilton quien precisamente advierte de que Estambul se adapta perfectamente al MP4-25. Así que tiembla, Marko: “Nuestro coche estará en su salsa. Le encantan los circuitos suaves, rápidos y aerodinámicos. Aquí debemos continuar el resultado que dejamos en España. Tenemos la esperanza de luchar por la cabeza.” El nuevo asfalto del trazado probablemente favorezca el agarre y la velocidad: “Esperamos con el reasfaltado volver a los registros de España y Shanghái”, opina Martin Whitmarsh.

Turquía espera la segunda de Alonso

Pero, al contrario que Marko, no descartemos otras sorpresas: Renault se ha mostrado poderosamente fuerte en Mónaco, aunque Turquía es otro cantar. Muy al contrario que para Mercedes GP: el bólido plateado podría dar la campanada en una pista acorde con sus cualidades. Schumacher espera no defraudar a la afición: “Queremos hacer más progresos como hicimos en España y Mónaco.”

Sea como sea, todos tendrán que completar las cincuenta y ocho vueltas programadas en el sentido contrario a las agujas del reloj (el único circuito junto a Interlagos diseñado así). El calor aplastará las mecánicas y pondrá a prueba a los pilotos. ¿Quién se beberá un Red Bull? Ferrari disputará su carrera ochocientas y Alonso, seguro, querrá celebrarlo con su segunda victoria para la Scuderia de Maranello. ¿Quién se lo quiere perder?

Redacción TheF1.com - Héctor Campos - Infomotor Network S.L.