Se consideraban las "más importantes webs de descarga de videojuegos" de la red.

Cuatro personas han sido detenidas en la última operación que ha llevado a cabo la Federeración para la Protección de la Propiedad Intelectual, a la que se suele referir con las siglas FAP. La patronal aDeSe fue en 2009 la responsable de la emisión de la denuncia, en tanto se violaban los derechos básicos de distribución de la propiedad intelectual según la ley vigente. De los cuatro inculpados, dos residen en Albacete, mientras que los dos restantes están aficandos en Cádiz y Segovia respectivamente.

El presidente de la FAP, José Manual Tourné, celebra la noticia al entender que estas páginas web son "las más importantes en cuanto a oferta de videojuegos en español", por lo que su cierre representa un nuevo avance hacia el objetivo de este colectivo, que se centra en "eliminar [de la red] el contenido pirata".





Las páginas web que se han visto afectadas por esta resolución son, efectivamente, cuatro de las que más flujo de visitantes registraban mensualmente. De esta forma, EspalWii, EspalNDS, EspalPSP y EspalZone se han visto obligadas a cerrar de forma temporal su actividad, así como toda su comunidad de usuarios. Si la actividad de las mismas deben ser penalizadas por las autoridades es una cuestión que todavía se ha de esclarecer, como recalca el propio Tourné en el comunidado ofrecido a los medios de prensa.

Tourné subraya que estas webs son el principal foco de atención de los usuarios que "van a por contenidos ilegales" y no para fines lícitos como la obtención de copias de seguridad de títulos que teóricamente habrían adquirido anteriormente en el mercado. El presidente de la FAP añade: "No queremos que los videojuegos o las películas de nuestros socios circulen por Internet sin el permiso de sus legítimos dieños, en ningún caso vamos contra los usuarios ni contra las opiniones".





La comunidad de usuarios, no obstante, no parece estar muy de acuerdo con este estamento. Según la página Noalcierredewebs.com, que desde hace algún tiempo se ha mostrado públicamente en contra de esta clase de medidas, repite nuevamente el discurso que se ha podido escuchar en ocasiones anteriores: "se está privando a miles de personas de su derecho de reunión virtual y de libertad de expresión", en tanto el foro de estas cuatro páginas supone una "censura de más de un millón de mensajes".