El piloto realiza decenas de ajustes en cada metro

La Fórmula 1 pretérita estaba acostumbrada a circuitos interminables, de decenas de kilómetros de longitud y rectas casi infinitas. Hoy, en el calendario de la Fórmula 1 actual, la meta de Montmeló (en España) encontramos una de las rectas más largas que existen en el mundial, con a penas un kilómetro de distancia. Un Fórmula 1 la completa en once segundos y medio; una fracción de segundo para un coche de calle y una eternidad para un bólido de carreras.

Es en ese momento cuando los pilotos aprovechan para realizar otros menesteres, como el piloto de Renault Robert Kubica nos explica: “Dentro del coche parece que nunca se va a terminar la recta, así que es un buen momento para realizar ajustes en el volante o hablar con el ingeniero por la radio.” En Fórmula 1 el tiempo también es oro, y todo momento es bueno para adelantar trabajo. Pero ¿qué hacen los pilotos tocando esos botoncitos de colores en plena carrera? Hoy buscamos la experiencia de los expertos para que traten de explicarnos algunos detalles de esos ajustes Express.
El botón del alerón es una manera rápida y fácil de ajustar el reglaje sin llevar el coche a boxes"

Rodando a trescientos kilómetros por hora en plena carrera, la concentración ha de ser máxima. Pero no siempre es la trazada lo único que está en la menta de los pilotos; hay que afinar el monoplaza en cada momento. “Lo más importante que el piloto puede controlar desde el habitáculo es el reglaje del diferencial, el equilibrio de frenos y el ángulo del alerón delantero”, explica Alan Permane, ingeniero jefe de carrera. “Como el nivel de combustible desciende y los neumáticos pierden rendimiento, los pilotos pueden cambiar todos estos parámetros para mejorar el equilibrio y la manejabilidad del coche. Tanto Robert como su compañero, Vitaly Petrov, tienen una buena idea de cómo afectará estos reglajes al coche, pero nosotros también ofrecemos consejos por la radio, basándonos en lo que vemos por la telemetría.”

Cambiar sobre la marcha una máquina tan extrema es complicado y peligroso a partes iguales. No se puede experimentar, o quien va detrás nos robará la cartera a la menor oportunidad. Por eso es vital la compenetración y la comunicación entre todos los miembros de la escudería, dentro y fuera de la pista. Un piloto cambia los reglajes del diferencial cada cinco vueltas, de media, pero otros botones se usan casi en cada curva.

Durante el Gran Premio de China, Vitaly Petrov cambió los reglajes y los “mapas” en cada vuelta para asegurar un freno motor óptimo en la decimocuarta curva, la orquilla previa a la recta principal. Ajustar la frenada en cada curva se ha convertido también en una rutina para todos los pilotos en todos los circuitos, adaptando el comportamiento del monoplaza según qué curva se va a trazar.
La información más importante que quieren son sus tiempos por vuelta"

Por si fuera poco, a principios del año pasado se incorporó la opción de ajustar manualmente el ángulo del alerón delantero desde el habitáculo. Seis son los grados permitidos a los pilotos, que pueden cambiar a su gusto sobre la pista con el coche en funcionamiento.

Aunque el sistema no ha sido tan aplaudido como se esperaba, ni ha permitido una facilidad de adelantamientos espectacular, el ingeniero de pista de Petrov, Mark Slade, explica: “El botón del alerón es una manera rápida y fácil de ajustar el reglaje sin llevar el coche a boxes. A menudo enviamos al coche unos reglajes básicos y preguntamos a Petrov si el coche parece mejor o no con más o menos ángulo.”

El volante no sólo recibe instrucciones del piloto; también muestra datos importantes sobre el estado del monoplaza y del propio piloto en la pista. Los tiempos por vuelta, por ejemplo, son tan importantes como los tradicionales carteles mostrados desde el muro de boxes: “Podemos mostrar casi cualquier información que queramos en la pantalla del volante”, explica Slade. “Intentamos no saturar al piloto con cosas relativas al estado del monoplaza, como la temperatura y las presiones. La información más importante que quieren son sus tiempos por vuelta, así que grabamos su mejor tiempo y la pantalla le muestra una actualización constante de su tiempo actual en relación con sus mejores registros.”

Revoluciones, ahorro de gasolina, control de la radio, de bebida… Los botones habituales han visto llegar nuevas funciones hasta ahora inéditas. El botón del KERS ha desparecido esta temporada, pero podría volver en las próximas, mientras que los pilotos practican auténticos malabarismos para tapar el último invento aerodinámico: el conducto de aire ideado por McLaren. Las manos de los pilotos no paran quietas un segundo.
Redacción - Héctor Campos - Infomotor Network, S.L.