Aunque el campeón del mundo advierte que el equipo italiano mejorará

Jenson Button ha declarado estar soprendido por los problemas que está teniendo Ferrari durante la temporada, sobre todo, después de que tras los tests invernales los hombres de rojo parecían ser "intocables".

Tras la pretemporada, se anunció que la Scuderia sería el equipo a batir en 2010, pero después de disputarse las siete primeras carreras de la temporada, el equipo italiano parece estar muy por detrás de Red Bull y de McLaren.

El triunfo de Fernando Alonso en la primera carrera de la temporada disputada en Bahrein es la única victoria este año, pero lo que ha hecho saltar las alarmas en Maranello ha sido el decepcionante resultado cosechado en el Gran Premio de Turquía, una carrera en la que se esperaba que el F10 fuera competitivo, y en la que los miembros del Cavallino tuvieron que conformarse con el séptimo puesto del brasileño Felipe Massa como mejor resultado.
Nosotros hemos realizado un progreso que nos permite ser más rápidos y hacer un mejor trabajo que Ferrari"

Aunque perplejo por sus cada vez más patentes problemas, Button advierte de que no se debe dar a Ferrari por 'muerta'. "Es bastante inusual", declaró el piloto de McLaren al diario canadiense The Star. "Tuvieron un invierno perfecto. Eran muy rápidos, muy consistentes y muy fiables durante las pruebas y pensábamos, 'Wow, esos tipos van a ser intocables", confesó el actual campeón mundial.

"En la primera carrera fueron muy rápidos. Pero nosotros hemos realizado un progreso constante que nos permite ser más rápidos y hacer un mejor trabajo que Ferrari", apunta.

"Pero pueden volver. Es un equipo muy fuerte, Fernando y Felipe tienen experiencia. No se les puede descartar. Nunca los olvidamos", explicó un desconfiado Button.

Todo el equipo McLaren está en lo más alto después del fantástico doblete firmado por Lewis Hamilton y el propio Button en Turquía. Sin embargo el magnífico resultado en tierras otomanas ha sido puesto en entredicho por parte de la prensa que insinua que los de Woking dieron órdenes de equipo encubiertas en una supuesta falta de combustible en las flechas plateadas. "Estabamos en el modo de 'ahorro de combustible' desde la vuelta 20, de 58 vueltas que tenía la carrera", indicó Button. "La carrera empezó mucho más rápido de lo que esperábamos. El aguantar el ritmo de los Red Bull hizo que usaramos una gran cantidad de combustible."
Aguantar el ritmo de los Red Bull hizo que usaramos una gran cantidad de combustible"

"Si llevas 2,5 kilos de más en el coche, eso se traduce en una décima por vuelta, lo que en el transcurso de la carrera significa más de cinco segundos. Así que debemos ajustarnos lo máximo posible", señala.

En pocos días los monoplazas volverán a recorrer los 4.361 metros del circuito urbano Gilles Villenueve. Según se anuncia desde la Scuderia, el trazado norteamericano se ajusta mejor a las características del F10, por lo que Felipe Massa y Fernando Alonso deberían estar más cerca de los puestos cabeceros.
Redacción - David G. Cózar - Infomotor Network, S.L.