Con sus pilotos en Canadá, el director técnico de Red Bull sigue con la vista en el accidente de Turquía

Este fin de semana se celebra el Gran Premio del Canadá y como ya se había apostado, el accidente entre Vettel y Webber en la pasada carrera ha seguido generando comentarios a lo largo de los días. Él último y más reciente en hablar ha sido el director técnico de Red Bull, Christian Horner.

El británico, en sus más recientes declaraciones, no solo ha señalado como culpable al australiano, sino que también a su ingeniero de carrera, Ciaron Pilbeam. Horner acusa a Pilbeam de no haber transmitido la información de la intención de Vettel de adelantar a Webber, y según teóricos de la conspiración, creen que el ingeniero de carrera rechazó dar órdenes de equipo a su piloto.

Además, y según el vídeo oficial de la dirección de carrera del Istanbul Park, se puede osbervar a Pilbeam dando instrucciones a Webber para que adelantara todos los metros posibles para repeler, así, los ataques a los que le estaba sometiendo Sebastian Vettel.

En una entrevista con la BBC, Horner ha desmentido que él estuviera en el muro del pit lane diciéndole a Webber "¡muévete!" momentos antes del accidente. "No creo recordar que yo dijera '¡muévete!'. Ciaron Pilbeam ha recibido críticas actualmente. No tenía instrucciones para decirle a Mark que se saliera de su camino", afirmó Horner. "No hubo ninguna conspiración intentando que un coche u otro estuviera delante y el otro fuera más lento", añadía.

En la misma entrevista, Christian Horner admitía que había sido un error culpar inicialmente a Webber por el incidente. "Fríamente, fue un error de carrera, nada más. Fue un error culpar a ambos pilotos por ello", finalizaba Horner.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, S.L.