El cavallino se enfrenta al 'Gilles Villeneuve'

El equipo Ferrari se enfrenta a una pista que porta el nombre de uno de los pilotos que han marcado su historia, Gilles Villeneuve, consciente del largo camino que les separa de los dos mejores equipos del momento, RedBull y McLaren.

Precisamente la pista del mítico Gilles posee unas características que pueden permitir al equipo de Alonso, maquillar muchas de las carencias más recientes de su F10 y aparecer en escena como uno de los actores principales del largometraje de Canadá junto a las jóvenes estrellas Vettel y Hamilton.

La baja eficiencia y carga aerodinámica de la pista canadiense hacen recordar, salvando las distancias, las peculiaridades de Montecarlo, donde la ausencia en ambos circuitos de curvas rápidas restan puntos a aquellos proyectos más afinados aerodinámicamente y nivelan las prestaciones de los que han descuidado ese aspecto.

Justo lo que resta puntos a Red Bull beneficia a Ferrari, sobre un circuito que pide máxima velocidad punta en pista junto con un increíble poder de retención y resistencia del sistema de frenos.

Para luchar por la victoria los italianos contarán con la tercera versión del conducto F que garantizará puntas de vértigo, conscientes de que Red Bull no se despegará en las curvas veloces, porque simplemente no las hay.

Pero en una carrera no todo es correr, también la frenada es decisiva, como Vettel nos ha demostrado en dos Grandes Premios en los que ha perdido sendas victorias por culpa de un sistema de frenos extremo, pero frágil.

Ferrari no posee unas suspensiones delanteras como las de Vettel y Webber, extremas y eficientes, pero gracias a ello, su esquema de frenos es más eficiente (el de Red Bull sufre las consecuencias del diseño de la suspensión) y puede ofrecer el máximo durante una carrera, donde no se corrió el año pasado y en la que nadie ha probado a “clavar” un F1 con 150 Kg extra de carga a más de 315 Km/h en medio de una lucha con Hamilton, Vettel o Webber al llegar a la chicane que precede la línea de meta.

El mapa de motor se ha retocado en todas aquellas partes permitidas por la FIA, para obtener más potencia y menor consumo para el Ferrari, que contará con algunos retoques en la suspensión en espera de la nueva versión B que veremos en Valencia.

Muchos dicen que Red Bull se defenderá en Canadá, pero los grandes monoplazas son competitivos en todos los circuitos, McLaren en plena senda ascendente parece el favorito, mientras que Ferrari debe explotar la pista de su histórico piloto para acercarse a ambos y seguir enganchado a la lucha por el mundial, en espera de recobrar la competitividad en Valencia con su versión B del F10.

Redacción TheF1.com - Ivan Martin y Ladera - Infomotor Netowrk S.L.