La escudería no quiso entregarle el coche como premio por ganar el campeonato de 2009

Jenson Button, ganador del campeonato del mundo de F1 en 2009, tuvo que presentar acciones legales contra su antiguo equipo Brawn GP después de que la escudería se negara a entregarle el coche ganador como premio por la victoria del campeonato.

Al parecer, cuando Button accedió a una reducción del sueldo al pasar de Honda a Brawn GP, la cláusula añadía que "en caso de que el piloto gane el campeonato, la compañía debe transferirle [...] al piloto el chasis durante la temporada en la que gane".

La cláusula ha salido a la luz después de que la empresa de Button, JB Next BV, haya iniciado acciones legales contra los de Brackley en el alto Tribunal de Londres el pasado abril. De acuerdo con un informe del diario Mail, el equipo (ahora Mercedes) se negó a entregarle el coche a Button ya que no había unidades suficientes. En un mail de Mercedes a Button que se ha hecho público con la demanda, el equipo se excusaba: "No tenemos repuestos del chasis de 2009 porque se fabricaron unidades limitadas para la temporada 2009 por razones económicas".

Según el informe, Mercedes se habría ofrecido a construir una réplica del monoplaza BGP001 aunque a Button no le habría complacido del todo. El piloto ha declarado que de ese modo se perdería el valor "único y especial" del coche con el que ganó el título. Aunque parece que han llegado a un acuerdo. "Hemos llegado a una solución amistosa, por lo que ya no habrá ninguna acción judicial al respecto", confirmaba el portavoz del piloto.
Redacción - Ana Moya - Infomotor Network, S.L