Es posible que yo entendiera mal los términos de la Ley de Financiación de Radio Televisión Española pero estaba convencida de que el Ente iba a moderar casi por la fuerza sus inversiones en eventos deportivos. No están tan lejos aquellas noticias pero hoy parece que nada de aquello sucedió y RTVE anuncia a bombo y platillo un verano lleno de deportes. Bien para los aficionados, claro, pero por otro lado huele un poco a chamusquina porque el despliegue es enorme.
Ciclismo, atletismo, tenis, motociclismo, fútbol, natación, waterpolo, automovilismo, golf, hockey hierba, hockey patines, pelota, piragüismo, rallyes, remo, rugby, voley playa…,. Los puntos suspensivos aparecen también en la nota de prensa. No está mal para una cadena que se supone que había renunciado a los eventos deportivos por el asunto de la publicidad. Claro está que la mayoría no son eventos de primera línea, pero toda piedra hace pared.


Las ventanas para ver los eventos van a ser las de siempre: La 1, La 2, Teledeporte y la web. Es de suponer que irán programando los eventos según vayan los equipos nacionales, como suelen hacer, usando La 1 para los enfrentamientos o pruebas más interesantes. Se nota que los datos de enero en Televisión Española se han ido matizando y que si quieren liderar los meses con rotundidad necesitan ser estables. En ese sentido, claro, programar eventos deportivos en verano es garantía de éxito.
Así que por un lado, los aficionados a los deportes estamos de enhorabuena pero lo que sí está claro es lo poco que le han durado las buenas intenciones a RTVE en esto de mantenerse alejados de los eventos deportivos. Veremos cuánto tardan las privadas en pronunciarse porque aunque la mayoría de estos eventos no les interesen, todavía les interesa menos que sobre todo La 1 haga el agosto, nunca mejor dicho.